Lo peor que puede decir a una chica para hacerle daño

Romper con una pareja cuando no han habido traiciones, infidelidades o graves problemas de por medio es mucho más difícil, sobre todo por el gran cariño y afecto que le tenemos a esa persona y no solo a ella, sino también a todo su entorno: padres, hermanos, amigos, etc.. Por ello y para evitar hacer el menos daño posible, en primer lugar es necesario que analices la situación y te ... Primero tienes que conseguir que se relaje y esté alegre con estas frases para hacer reír a una chica … 80 preguntas para hacer reír a una chica que te gusta y enamorarla. Hay que suponer que no lo tienes fácil con esa chica que te gusta. No te apresures en usar ninguna frase o chiste para hacer reír a una chica que te gusta. Un mensaje, una llamada “casual” que se alarga por horas, la excusa perfecta para entablar una conversación… todos los recursos son válidos para poder mostrarle a él que está presente. 2. No existe razón alguna para que la rescates de su tristeza o algo similar. El peor caso sería que aceptes ser 'algo más' solo porque se sienta bien y no porque realmente te interese. Debes tomar en cuenta que puedes herir una persona, pero a la vez debes tomar en consideración que lo haces por tu propio bien. Si conoces a alguien que lo ha dejado con la pareja, que ha perdido el trabajo o, en definitiva, que lo está pasando mal, en este artículo puedes encontrar una amplia recopilación con las mejores frases para dar ánimos. 1. No es lo que tienes o quién eres o dónde estás o qué haces lo que te hace feliz o infeliz. Es lo que piensas sobre ello Es la primera vez que escribo en este foro, y si lo estoy haciendo es porque creo que nadie mejor que una mujer puede aconsejarme en mi problema. Acudiría a alguna amiga pero nadie de mi entorno debería saber nada de esto. El caso es que hace unas semanas conocí a una chica en un chat, nos caímos muy bien y nos dimos los msn, lo típico. Es porque soy un chico que me cuesta mucho olvidar a una chica y seguramente lo habré adaptado a mí. Soy muy romántico como #2. #2 pettitsuisse dijo: #1 Si,no hay que estar con alguien por no hacerle daño al dejarle, o por no estar solo,eso me parece lo peor. Pero una relación si puede durar de por vida simplemente porque las dos personas ... La honestidad es el juego más cruel de todos, ya que no solo se puede hacer daño a alguien - y les hará daño al hueso - puede sentirse autosuficiente al respecto, al mismo tiempo. Dave Van Ronk El entrenamiento de un perro, para mí, es a la par de aprender a bailar con mi esposa o enseñar a mi hijo a esquiar. Una mujer puede tomarlo a su favor cuando busca acercarse y aconsejar a su pareja o cuando lo que quiere es hacer sentir mal a su acompañante. Tu ausencia: Ellos podrán no decirlo, o no lo mostraran de manera directa, lo cierto es que una mujer que ha logrado enamorar a un hombre puede causar el peor de los sentimientos cuando se ausencia de ...

Una historia patética...(y larga...)

2020.05.14 10:31 fitozenden Una historia patética...(y larga...)

Soy un chico de 20 años, tengo bastantes problemas sin importancia, pero se resumen en ansiedad, depresion, y una emocionalidad poco desarrollada...estos problemas han estado conmigo desde pequeño, pero comenzaron a ser un verdadero problema durante mi vida universitaria. Pero hoy mas que hablar sobre mis problemas en general, queria contar una historia(sobre mi), para saber la opinion de la gente, y ver si alguien me podria dar un consejo. Se trata de mi relacion con una chica que conocia desde el colegio (que llamare "X") y las cosas que pasaron con ella. Es una historia que me parece muy patetica... no podria contarsela a nadie por verguenza, ni siquiera a mi sicologa, asi que decidi compartirla anonimamente con gente random de internet... se que es muy larga, y poco interesante... pero en serio apreciaria que alguien se diera el tiempo de leerla...
Entonces... me encontre con X en la micro de vuelta a casa... venia de dar una pesima prueba y estaba deprimido, tal vez por eso estaba mas hablador de lo normal( digo, en ese momento me daba igual todo, la verguenza tambien),no eramos amigos del colegio, pero nos llevavamos bien, asi que hablamos... hablamos harto no me acuerdo de que, pero recuerdo que me senti feliz de alguien me hubiese escuchado(mi ansiedad social me habia impedido tener una vida universitaria normal... no hablaba con absolutamente nadie en ese entonces)... Nos encontramos mas veces en la micro, pero no fue como antes, incluso nos sentamos juntos, pero en realidad no teniamos nada de que hablar ya, no nos conociamos, y yo no iba a iniciar una conversacion( si pudiera me hubiese ahorrado un monton de problemas), ella tampoco inicio una, asi que asi se quedo la cosa...
Mas o menos un mes mas tarde tube un (no se como llamarlo) episodio depresivo, mientras estabamos tomando once con mi familia, me preguntaron sobre la U, y empezaron a hacer bromas sobre los estudios y el trabajo (no en mala onda) y yo pensando que me importa eso si estoy re mal emocionalmente y mientras conversamos me puse a sollozar, mi papa salio para dejarme solo con mi mama (no tenemos una relacion muy sentimental con mi papa), cuando ella me abrazo no pude parar de llorar como por 30 min(aclaro que no soy una persona llorona, de hecho soy muy retraido y pocas cosas me afectan sentimentalmente)... luego de hablar de como me sentia, quedamos de que iba a ir al sicologo. Luego de eso, senti ganas de hablarle a X, sentia que haber podido hablar con mi familia habia sido gracias a ella, pero tampoco podia empezar a hablarle directamente. Como la tenia en fb, invente la excusa de preguntarle por alguna serie de netflix... no me respondio(pero me dejo el visto) hasta pasado 3 dias. A partir de eso conversamos un rato, le conte lo que me habia pasado y seguimos hablando de otras cosas...X me dijo que hablaramos por wsp, porque no usaba el messenger. A partir de ese momento tuvimos una relacion mas fluida, hablabamos practicamente todos los dias, se sentia natural...hablamos harto... de cosas triviales(lo que odio, pero esta vez no tanto)y cosas no triviales... En un afan de cambiar un poco, y porque las cosas se dieron, quedamos de salir en la fiestas patrias... me da verguenza decir que esta emocionado, pero estaba emocionado... Llegado el dia, me cancelo, me dijo que mañana... y luego ese dia espere que me hablara y no lo hizo. Me pase hartos rollos, realmente me senti inseguro de mi mismo en ese momento... Pero decidi hablarle como a los 4 dias y preguntarle que habia pasado. No me dijo nada... lo intente de nuevo dias mas tarde, menos confrontacional... X me dijo que habia tenido un ataque de ansiedad mientras esta en las fondas, por un problema personal delicado (que no se si es correcto para mi decirlo), le pregunte sobre eso, y X accedio a contarme. Yo la verdad no tenia idea como reaccionar a eso, asi que reaccione como habria reaccionado 'otro' y dije palabras que hubiese dicho 'otro'(lo digo asi por que es la base de un problema posterior), en ese momento pense que estaba bien decir lo primero que se me viene a la cabeza, pense que era simbolo de que de verdad me sentia de esa forma... Despues de eso seguimos hablando regularmente, tal vez ahora con mas confianza... despues de un rato, desde mi perspectiva la relacion estaba tomando otro rumbo, asi que le pregunte directamente si para ella existia la posiblidad de enamorarse de mi... Mi explicacion para eso... me daba miedo llegar a enamorarme(sea lo que sea eso) y despues no ser correspondido( no se que tan doloroso sea eso, pero no tenia ganas de experimentarlo), fue una accion bastante cobarde, tipico de mi( si no estoy seguro de algo no lo hago). Simultanameante habia algo sucediendo en mi familia. Mi abuela estaba delicada de salud y habia sido internada... ademas el estallido social estaba comenzando... Sobre ese tema me estaba sintiendo... no triste, sino decepcionado de mi, porque no me sentia triste en absoluto... y la gota que rebaso el vaso fue que cuando estaba acostado, pensando en mi abuela, me puse a llorar un poco, pero inmediatamente me di cuenta de que estaba fingiendo... me senti enfermo conmigo mismo... lo que mas odio es la hipocresia, y yo no podia ser mas hipocrita en ese momento... Hable con X y le pregunte si le habia pasado algo similar en algun momento... dijo que no... en ese punto me sentia la peor escoria del mundo, y pense que todo lo que habia pasado con X era falso tambien... tambien pense que no habria problema si X se iba, al final todos mis sentimientos eran falsos... Asi que se lo dije. Sin filtro y con las peores palabras posibles... porque es la unica forma que conozco(y pense que era lo correcto)... Le dije que su tema delicado no me hacia sentir nada, le dije que lo de que me enamoraria de ella era falso, que si la trataba bien era probablente porque queria que ella me tratara bien, no era genuino de mi parte... y un monton de cosas por el estilo y peores... En resumen fue un mensaje horrible... no se porque lo mande... supongo que me odiaba tanto en ese momento que quize sabotiarme un poco porque me lo merecia o tal vez queria alejarme de ella para no hacerle daño( eso seria bonito pero no lo creo). Aun no se cuanto de eso es cierto o no... Desde este punto es mas complicado explicar, por que leer los mensajes me sienta mal...asi que probablemente pierda precision. Ella estaba indecisa, pero llego a la conclusion de que era mejor no seguir hablando... Todo esto paso en la noche... pero al otro dia ya estaba arrepentido de lo que habia escrito... Intente todo lo que pude para arreglar el asunto(que al parecer no se podia)... Ella me dijo lo siguiente : 'tu si me estabas gustando, pero bueno eres un buen mentiroso y por un momento crei que todo era real'... Esas palabras me hicieron mierda... nunca me habia sentido asi de mal, es la sensacion mas horrible que he tenido, no podia ni comer de lo mal que me sentia del estomago... estuve asi como 5 dias. Me puse a llorar minimo unas 5 veces (no es para dar lastima simplemente para dar constancia)... Sali con mi mama durante el toque de queda y nos quedamos en la plaza, le conte parcialmente lo que me habia pasado(no le dije todo, porque no queria quedar tan mal con ella, si ella me llegaba a juzgar no tendria a nadie con quien hablar...) apenas pude contarselo por que no podia contener las lagrimas cuando pensaba en ello. Termine llorando en la plaza como media hora... Luego de unos dias en los que empeze a spamear mensajes explicandome( muchos, bastante creepy, no me di cuenta en su momento), y de que ella me bloqueara y me desbloqueara... me termino 'perdonando'... De a poco empezamos a hablar de nuevo... Aun me sentia culpable y pensaba que con palabras no era suficiente para hacerme entender, por lo que le sugeri( varias veces) juntarnos... ella fue bastante evasiva con eso... pero aun asi no podia asegurar que me estuviese evadiendo... Por ese tiempo habia empezado a usar ig , y habia encontrado a la chica que me 'gustaba' en el colegio ("Y" de ahora en adelante). Haciendo un esfuerzo por superar la verguenza, le confese a Y como me habia sentido respecto a ella(en el pasado), con el unico fin de obtener gratificacion personal... Y subio fotos a ig y pude verla de nuevo y recorde ese sentimiento que me generaba verla... Definitivamente no era 'amor', pero era distinto a solo una atraccion fisica( me gusta scarlett johanson, pero cuando la veo, a pesar de que probablemente sea mas atractiva que esta chica, no me genera el mismo sentimiento...). Cometi el error de contarle a Y eso, y de usar palabras que no fueron muy claras( aunque aun no se expresarlo bien en palabras) , tambien asumi que mis conversaciones eran privadas... Volviendo a mi relacion con X ... Las cosas se habian estado enfriando, pero nuevamente no podia asumir nada porque podia ser coincidencia... X no me contestaba los mensajes, me dejaba en visto por dias, y me di cuenta de que, si yo no iniciaba una conversacion X no me hablaba... Entramos en esa dinamica como 2 meses... Me volvi a sentir increiblemente inseguro, pense que era mi culpa, pero no sabia que podria ser... y tambien pense que tal vez estaba siendo paranoico, o que tal vez era algo de ella... en resumen tenia muchas dudas... Pero no queria confrontarla porque me sentia culpable aun por lo que habia pasado antes... Me quede callado como por 2 semanas y como esperaba, no hablamos por 2 semanas... Me di cuenta de que la cosa iba a terminar de seguir asi... y que no valia la pena tratar de conversar si ella no me iba a responder los mensajes... Le propuse si queria salir a algun lado conmigo... No me respondio en una semana... Me deprimi un poco, pero ya iba a entrar a clases y una vez dentro no queria distraerme con esto( osea, no sentirme mas infeliz de lo que ya estoy en clases). Le pregunte si podiamos hablar... Le pregunte si habia leido mi proposicion... Ella me dijo que estaba viendo a alguien( al parecer lo habia tomado de ese modo)... Y luego dijo que ella habia leido los mensajes que le habia mandado a Y, porque eran amigas.. Mi primera reaccion fue reirme , me parecio hilarante verme envuelto 'yo' en esa situacion, y sin haberme dado cuenta. Intente explicar(aunque no sabia que explicar, segun yo no habia hecho nada malo), pero sentia que era inutil, ella ya habia hecho un juicio... Ella dijo que entendia pero me dijo que igual le parecia 'barsa' que le dijera eso a Y mientras hablaba con ella al mismo tiempo... Ahi me empeze a enojar, con X y con Y... hice algunas estupideces( no muy graves), pero al final todo termino en que no hablo con ninguna de las 2.
Han pasado como 3 meses desde eso... y cada vez que me voy a dormir termino pensando en X y en nuestra relacion... me arrepiento de cosas que dije... me averguenzo de cosas que dije... recuerdo que me senti feliz... recuerdo que me senti horrible... pero por sobretodo, me invade el deseo de hablar con ella de nuevo... puede que sea efecto de la cuarentena, ademas decidi suspender mis estudios asi que tengo mucho tiempo para pensar... realmente no se porque cometi tantos errores... era feliz con lo que tenia, pero mi mal habito de cuestionarme todo lo arruino otra vez... supongo que la 'extraño'... segun lo que he escuchado algun dia este sentimiento tendra que desaparecer, no?
submitted by fitozenden to Depresion [link] [comments]


2018.06.12 20:29 master_x_2k Caparazón XI

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

Caparazón XI

“Hey Taylor, despierta.” La voz de una chica.
“¿Taylor?” Una voz más profunda, más adulta, “Vamos, chica. Lo has hecho realmente bien.”
Me sentí cálida, confusa. Como despertarse en una cama caliente en un día frío, todas las cobijas en el lugar correcto, sintiéndome totalmente descansada, sabiendo que no tiene que levantarme de inmediato. O como tener seis años, haberse metido en la cama con mamá y papá en algún momento de la noche y despertarse entre ellos.
“Creo que ella está volviendo gradualmente. Dale un momento,” Alguien más viejo. Un anciano, tal vez. Desconocido.
“Estaba preocupado de que ella no se despertara”, dijo la voz masculina más profunda.
“Podría haberte dicho que no estaba en coma”, respondió la chica.
“De la misma manera en que estás absolutamente, cien por ciento segura, que ella no tiene una lesión cerebral grave”, preguntó el anciano. “Porque los narcóticos pueden camuflar los síntomas, y si esperamos demasiado para actuar... bueno.”
“Nada más allá de lo que te describí”, dijo la chica, un poco irritada, “a menos que tu equipo esté defectuoso. Necesito información correcta para trabajar o recibo información falsa.”
“Te aseguro que mi equipo puede ser limitado, pero está en perfecto estado de funcionamiento.”
Traté de abrir los ojos, encontré todo demasiado brillante. Brumoso, como si lo estuviera mirando desde el agua, pero mis ojos estaban secos como papel de lija. Algo oscuro se movió sobre mi visión, hizo parpadear mis ojos. Algo más me hizo cosquillas en la mejilla. Traté de levantar mi mano hacia mi cara para alejarlos, pero mis brazos estaban a mis lados, enterrados bajo sábanas y no tenía la fuerza para moverlos.
“Oye dormilona”, la voz más profunda una vez más. Sentí una gran mano descansar en mi frente, se movió para cepillar mi cabello hacia atrás, me recordó a mi mamá y mi papá de nuevo. Ser una niña, ser atendida.
El viejo y la chica todavía discutían. Su tono era impaciente: “-una conmoción cerebral, pérdida de sangre severa, hematomas, externos e internos, más lo que sea que jodió con su sistema nervioso, ¿entiendes? No tengo ninguna razón para mentirte.”
“Todo lo que te estoy diciendo es que, si hay algo más y surgen complicaciones, es tu responsabilidad, porque estoy tomando tu palabra en esto. Preferiría que la chica no muriera o que no terminara con daño cerebral, por supuesto, pero si lo hace, no me sentiré culpable, y yo...”
“Si algo sucede porque me equivoqué, y no es porque me hayas dado la información o las herramientas equivocadas para trabajar, me haré cargo. Se lo diré a él, y tu reputación no se verá afectada. Lo prometo.”
El anciano refunfuñó y murmuró algo, pero no dijo nada más.
Traté de abrir mis ojos otra vez. Reconocí la cara. Brian. Lisa se unió a él junto a la cama.
“Hola,” dijo, con un tono que simpatizaba, “Te dieron una paliza, ¿eh?”
“Eso supongo”, respondí, excepto que no estaba segura de haber dicho el "eso" en voz alta. Podría haber estado volviendo a dormir, pero otro cosquilleo en mi cara me hizo arrugar la nariz. “Que es-?”
“Eso, cariño, es la única razón por la que hemos estado tratando de despertarte. Has estado usando tu poder mientras duermes, y cada bicho en el vecindario se ha estado juntando aquí para treparse sobre ti. No todos a la vez, no todos juntos, pero se están acumulando y alguien se va a dar cuenta.”
Brian miró hacia el otro lado de la habitación, “Tenemos las ventanas y puertas selladas con cinta adhesiva y papel film, y todavía están entrando. No te puedo llevar a ningún lado, y el buen doctor aquí necesita que nos desalojemos en caso de que llegue un paciente real.”
“Lo que necesito es un ambiente de trabajo estéril”, gruñó el anciano, “Uno que no está plagado de cucarachas y-”
“Lo estamos manejando”, le espetó Lisa. Luego, con voz más suave, dijo: “Taylor, no te vayas a dormir.”
Me sorprendí al darme cuenta de que me estaba quedando dormida. Gracioso.
“Sé que los analgésicos son agradables. Te dimos muchos, ya que realmente estabas sufriendo. Pero necesitamos que los envíes lejos. Los bichos.”
Oh. Recordaba vagamente haberle dicho a mis bichos que vinieran a mí no mucho antes de desmayarme. Supongo que nunca les dije que pararan. Supongo que desmayarme me lo había impedido. Les envié una instrucción y luego le dije: “Ya está hecho” Algo llamó mi atención. “Hmm. Interesante música.”
“¿Música?” Lisa se veía momentáneamente muy preocupada. Ella miró a Brian.
“Afuera. En frente de la puerta. Un iPod, tal vez. Hay un chico, escuchando música. Tal vez él no tiene los auriculares puestos o los audífonos en los oídos. O no están enchufados al iPod. Suena como orquesta o pop. ¿Es latino? ¿O inglés? ¿Ambos? Eso último sonaba japonés. O chino ¿Es racista que no puedo notar la diferencia?”
“Estás balbuceando, Taylor”, dijo Brian, no cruelmente.
Lisa desapareció brevemente de mi campo de visión, “Pero tiene razón. Hay un tipo en los escalones de enfrente, escuchando música. ¿Como supiste?”
“Polilla en la puerta. Estaba tan ocupada escuchando, que me olvidé de hacerla irse. Lo siento. Yo... Yo...”
“Shh. Relájate. Está bien. Solo aleja los bichos y podrás volver a dormir. Estamos manejando todo, ¿está bien?”
Estaba bien. Me quedé dormida.

Fui sacudida fuera de un sueño.
“¡Cuidado!”
“Estoy siendo cuidadoso. Deja de ser tan nerviosa. Solo cierra la puerta del auto.”
“No estoy nerviosa. Casi la dejaste caer hace unos segundos. Te lo juro, si la dejas caer sobre su cabeza...”
“No lo haré”, las palabras eran una vibración contra un lado de mi cuerpo tanto como un ruido en mis oídos. Estaba caliente en ese lado de mi cuerpo, también. Olía bien. Como cuero y crema de afeitar.
Empecé a decir algo, luego me detuve. Demasiado esfuerzo.
La voz de una chica sonó no muy lejos de mi oído. “Hola, Taylor. ¿Haciendo un poco de sonido? ¿Estás despertando?”
Sacudí mi cabeza y presioné mi mejilla más fuerte contra el cálido cuerpo.
Ella rió.
Un golpeteo. El ritmo clásico de siete golpes.[1] La puerta se abrió un momento después.“Dios, Taylor. ¿Está-?”
La chica - Lisa, reconocí ahora - respondió, “Está bien, solo duerme. Como dije en el teléfono-”
“Lamento interrumpir, solo... Lo siento, se me olvidó completamente tu nombre, pero ¿puedo ayudarte a llevarla adentro?”
“En realidad, estoy bien, y creo que sería más probable que se me caiga si tratamos de adaptarnos a transportarla entre dos personas. El nombre es Brian.”
“Brian, está bien. Gracias. Si pudieras traerla aquí. Después de que llamaras, no sabía qué hacer conmigo. Preparé el sofá cama, por si no podíamos llevarla arriba, o si había una silla de ruedas. Estaba pensando lo peor...”
“El sofá es fantástico”, dijo Lisa, “Definitivamente no está en el peor estado en el que podría estar, o incluso cerca de ello. Va a dormir mucho, y necesitarás controlarla cada media hora para asegurarse de que esté bien, durante las próximas doce horas. Además, ella podría querer ver la televisión entre las siestas, así que este parece ser el lugar perfecto para estar.”
“Okay. Bien.”
Estaba tendida planchada, y de inmediato perdí la calidez y cercanía que había tenido momentos antes. Luego alguien puso las fundas calentadas por la secadora y una frazada pesada a mi alrededor y decidí que podía superarlo.
“¿Vendrían a la cocina? Nuestra casa es pequeña y me temo que no hay ningún lugar para sentarse en nuestra sala de estar con el sofá hecho cama. En la cocina, estaremos más tranquilos.”
“Pero todavía podremos ver si ella se despierta”, Lisa respondió: “Tiene sentido.”
“¿Puedo traerles algo? ¿Te, Cafe?”
“Café, por favor”, Brian respondió: “Larga noche.”
“¿Estaría bien si le pidiera té, cuando ya está ocupado con el café, Sr. Hebert?”
“Después de todo lo que han hecho, preparar té es lo mínimo que puedo hacer. Pero, por favor, llámame Danny.”
Si habia estado cómoda en una neblina inducida por morfina antes, estaba muy, muy despierta en el momento en que escuché el nombre y me di cuenta de que estas voces y nombres que reconocí no tenían nada que hacer con estando juntas.
Papá, Lisa y Brian. En mi mesa de la cocina. Mantuve mis ojos medio cerrados y me aferré a cada palabra.
“¿Ella está bien?”
“Como dije por teléfono, ella está bien”, dijo Lisa, “conmoción cerebral, moretones, pérdida de sangre. Nueve puntos de sutura.”
“¿Debo llevarla a un médico?”
“Usted puede. Pero mi padre es médico, y él la revisó en su clínica. Tiró de las cuerdas para hacerle una tomografía computarizada, una resonancia magnética. Quería estar absolutamente seguro de que no había daño cerebral antes de darle analgésicos más fuertes. Aquí. Tengo la botella en uno de estos bolsillos. Ahí. Es codeina. Probablemente tendrá algunos dolores de cabeza importantes, y gimió en sueños sobre dolor en sus extremidades. Dale una pastilla cuatro veces al día, pero solo si siente que la necesita. Si ella está bien tal como está, simplemente bájele la dosis de a poco. Dos al día, o media pastilla cuatro veces al día”
“¿Cuánto cuesta?”
“¿La codeína? Cuatro pastillas...”
“La tomografía computarizada, la resonancia, prescripción. Si me das un segundo para agarrar mi billetera, te daré-”
Pude imaginar a Lisa cogiéndole la mano, deteniéndolo. “Ella es una amiga, Danny. Mi papá nunca pensaría en hacerte pagar.”
Tan surrealista. Escuchar palabras como el nombre de mi padre o la palabra 'papá' de boca de Lisa.
“Yo... no tengo palabras. Gracias.”
“Está bien. De Verdad. Me siento culpable-”
Nos sentimos culpables”, interrumpió Brian.
“-por dejar que suceda. Que Taylor se llevó la peor parte. Y lamento que no te hayamos llamado antes. Tuvimos que esperar a que Taylor se despertara y fuera lo suficientemente coherente para darnos su número de teléfono.”
Estaba bastante segura de que no lo había hecho. Lo que probablemente hacía que este fuera uno de esos horripilantes momentos en los que Tattletale había sido capaz de descifrar algo que no hubiera imaginado que podía.
“Yo - eso está bien. ¿Sus otros amigos están bien?”
“Rachel está más arañada y magullada que Taylor, pero no sufrió una conmoción cerebral, y es una chica dura. Supongo que está durmiendo profundamente en casa, y estará levantada esta tarde. Alec, nuestro otro amigo, se desmayó cuando sucedió, se despertó con un fuerte dolor de cabeza, pero está bien. Nos hemos burlado por haberse desmayado, y le está hinchando las p- le está molestando. Como si los chicos nunca se desmayaran.”
“¿Y ustedes dos?”
“Un poco desgastados, pero se podría notar con solo vernos, obviamente. Raspaduras, golpes, hematomas. Me quemé, solo un poco. No es peor que una mala quemadura de sol.”
“No alrededor de tus ojos, veo.”
Lisa se rió, tan naturalmente que nunca te llamaría la atención, “Sí. Estaba usando lentes de sol cuando sucedió. ¿Es tan notable?”
“No está tan mal, y si es como una quemadura de sol, estarás bien en unos días. ¿Puedes decirme más sobre lo que pasó? En el teléfono, dijiste algo sobre...”
“Una bomba. ¿Has visto las noticias?”
“Explosiones en toda la ciudad toda la noche y toda la mañana, sí. El incidente en el ERP. Todo iniciado por uno de los parahumanos. No puedo recordar su nombre. ¿Sonaba japonés?”
“Bakuda, ¿verdad? Sí, bastante segura de que es el nombre. Estábamos atravesando los muelles en nuestro camino de regreso desde el mercado de Lord Street, y creo que estábamos en el lugar equivocado en el momento equivocado. Un segundo, todo es normal, luego el desastre. Brian estaba cargando las bolsas de Taylor mientras ella volvía a atar sus zapatos, por lo que estaba un poco detrás del resto de nosotros cuando sucedió. Brian y yo nos levantamos después de la explosión, y Alec, Rachel y Taylor no lo hicieron. Taylor fue la que más asustaba ver tendida ahí, porque se podía ver la sangre de inmediato.”
“Dios.”
Abrí los ojos para mirar y vi a mi padre en la mesa de la cocina, con la cara entre las manos. Me tragué un nudo de culpa del tamaño de un puño y cerré los ojos otra vez.
La voz de Brian “Me siento mal por ello. No debería haber caminado delante de Taylor mientras se estaba atando los zapatos, o...”
“Brian. Si hubieras estado parada junto a ella, hubieras terminado en la misma forma que ella y no hubieras podido cargarla”, objetó Lisa. “Fue mi culpa por sugerir que atravesamos los muelles.”
“Tengo que preguntar-” Mi papá comenzó, “¿Por qué...?” Se detuvo, incapaz de encontrar una buena manera de expresarlo.
“Normalmente no tomaríamos un atajo a través de esa parte de la ciudad”, dijo Lisa, “pero éramos cinco y ya sabes... mira a Brian. ¿Te gustaría meterte con un tipo tan grande como él?”
“Caramba, gracias, Lise”, dijo Brian. Entonces él y mi papá se rieron juntos.
Tan surreal.
“Yo... sé que suena extraño”, mi padre habló, vacilante, “Pero incluso después de que me dijeras que era una bomba, por teléfono, no podía creerlo. Pensé que tal vez era una broma perversa, o Taylor se había encontrado, um.”
“Los matones”, Lisa terminó la oración de mi padre.
“¿Lo sabes?”
“Explicó mucho, incluso lo que sucedió en enero. Todos nosotros dejamos en claro que ayudaríamos si ella lo pidiera, por mucho o poco que quisiera.”
“Ya veo. Me alegro de que haya encontrado a alguien con quien hablar al respecto.”
Simpáticamente, Lisa respondió: “Pero estás decepcionado de que ese alguien no seas tú.”
Si la culpa te causara dolor físico, creo que habría sido como un puñal en mi corazón.
Mi padre, inexplicablemente, se rió, “Vaya si no das inquietantemente en el blanco. Taylor dijo que eras inteligente.”
“¿Ella dijo eso, eh? Es agradable escuchar eso. ¿Qué más dijo ella?”
Mi papá se rió de nuevo. “Mejor lo dejo allí, antes de decir algo que ella preferiría que mantuviera en privado. Creo que ambos sabemos que le gusta guardarse las cosas.”
“Demasiado cierto.”
“Hay galletas caseras en ese tarro. Aún tibias. Después de preparar el sofá, no sabía qué hacer. Tuve que lidiar con la ansiedad de alguna manera, así que horneé. Siéntanse como en casa mientras preparo su té y su café.”
“Gracias, Danny”, dijo Lisa, “voy a ir a la sala de estar y ver cómo está Taylor, si no hay problema.”
“Por favor, hazlo.”
“Solo tomaré una galleta primero... Mm. Huele bien.”
Cerré los ojos y fingí estar durmiendo. Podía escuchar a Brian hablando con mi padre en la otra habitación, algo sobre el trabajo de mi papá.
“¿Entonces?” Lisa me preguntó en voz más baja, mientras se subía al sofá cama y se acostaba a mi lado, “¿La historia pasa?”
Lo pensé, “No me gusta mentirle a mi papá.”
“Así que te nos encargamos de mentir por ti. ¿A menos que quieras decirle la verdad?”
“No, pero no te quiero aquí.” Los frenos mentales que deberían haber impedido que mis labios se movieran no lograron evitar que las palabras salieran de mi boca. Cerré los ojos, sintiendo el calor de un rubor en mis mejillas.
“L-lo siento mucho... Eso salió mal. Estoy agradecida por lo que hicieron, por lo que están haciendo. Ustedes son geniales y pasar el rato con ustedes ha sido de lo más divertido que he hecho en años. Estoy tan contenta de que estés aquí, y no me gustaría nada mejor que simplemente relajarme y descansar después de todo eso, pero-”
Lisa puso un dedo contra mis labios, silenciándome. “Lo sé. Te gusta mantener las distintas partes de tu vida separadas. Lo siento, pero no había forma de evitarlo. Estabas herida, y no pudimos mantenerte sin que tu padre causara revuelo.”
Bajé los ojos, “Sí.”
“Probablemente vas a estar un poco tambaleante por unos días. Tu, hum, honestidad brutal en este momento fue probablemente la conmoción cerebral trabajando. Influirá en tu estado de ánimo, quizás afloje tus inhibiciones como si estuvieras un poco borracho. Su memoria puede ser poco confiable, podría estar más desorganizada o podrías tener cambios de humor extremos, como el llanto. Es posible que tengas más dificultades para leer las señales sociales. Si trabajas para superar todo eso, dejaremos pasar si dices algo que normalmente no dirías. Solo... trata de no dejar que se te escape algo privado cerca de tu padre, para que nada se filtre. Todo esto debería pasar pronto.”
“Está bien.” Esa última parte fue algo así como un alivio.
Brian se unió a nosotros y se sentó en la esquina de la cama frente a donde Lisa estaba acostada, a mis pies. “Tu papá es un buen tipo”, me dijo. “Me recuerda mucho a ti.”
No sabía qué decir sobre eso, así que solo dije: “Gracias.”
“Incluso después de que te casi te hayas recuperado por completo, creo que haremos todo lo posible para evitar situaciones difíciles, al menos por un tiempo”, dijo Lisa. Brian asintió.
“Me gusta esa idea”, respondí. “Entonces, ¿qué pasó realmente, anoche?”
Ella movió su cabeza para que compartiera mi almohada, “¿A partir de cuándo?”
“Desde cuando Alec estrelló el auto. Un segundo todo está bien, el siguiente, apenas puedo moverme, apenas puedo pensar.”
“Ella estaba haciéndose la muerta. Yo estaba ocupada cuidando a Alec, suponiendo que ustedes la tenían vigilada. Al mismo tiempo, supongo que Brian y tú supusieron que la vigilaría. Mientras no prestábamos atención, ella cargó su lanzagranadas y te disparó. Debería haberte quemado, pero creo que tu traje te salvó. Sin embargo, tu traje no pudo hacer mucho para prevenir la conmoción cerebral. Hubo algún efecto secundario, en el que le hizo algo a tu sistema nervioso. Como ser golpeado con un Taser, pero más como ser incapacitado con un dolor incalculable que simplemente noquearte.”
Me estremecí. Solo recordar lo que había sentido me hizo temblar, como si estuviera oyendo clavos en una pizarra.
“Yo estaba más lejos, y creo que tu cuerpo protegió a Brian, o tal vez su poder ayudó, porque no nos golpearon ni la mitad de duro. Todavía fue suficiente para derribarnos a los dos el tiempo suficiente para que Bakuda cargara y disparara dos rondas de esa mierda pegajosa de cuerdas. Una vez que sucedió eso, estábamos bastante jodidos. Hasta que le diste un giro a la situación.”
“Le apuñalé el pie”, recordé.
“Cortaste dos y medio de los dedos del pie izquierdo. Uno de los cuales tenía un anillo. Brian dijo que empujaste el cuchillo hacia él cuando te desmayaste. Él ennegreció la zona, logró alcanzar el cuchillo, se liberó y luego rescató al resto de nosotros.”
“¿Y Bakuda?”, Susurré.
“Una de las dos malas noticias. Se escapó mientras Brian estaba libre y ayudándonos.”
“¡Carajo!”, Dije, un toque demasiado fuerte.
Brian sondeó disculpándose, “Estabas en mal estado, no estaba seguro de lo que le había pasado a Regent, y Lisa estaba un poco débil por la misma explosión que te hizo perder el aliento. Podría haber alcanzado a Bakuda, detenerla, pero decidí asegurarme de que ustedes estuvieran bien era más importante.”
Asenti. No podría exactamente discutir con eso.
Lisa continuó: “Llamé al jefe, nos envió a un médico que tiene fama de ser discreto y de trabajar con parahumanos. Lo ha estado haciendo durante veinte años. Estábamos preocupados por ti.”
“Lo siento.”
“No hay por qué disculparse. De todos modos, todo salió más o menos bien. El médico le sacó la cápsula de la nariz a Brian, te parchó y le puso suero a Regent. Me senté y te observé mientras Brian iba a buscar a Rache, su perro y el dinero. Solo se perdieron dos o tres mil, alguien pensó que podían escaparse de la bolsa antes de que todo fuera contado. Nuestro jefe envió una camioneta y lo recogió un poco después de la medianoche. El dinero que nos dio ya está en nuestro departamento, con más por venir después de que él decida cuánto valen los papeles.”
“Dijiste más o menos bien, y todavía no me has contado la segunda mala noticia. ¿Qué no me estás diciendo?”
Ella suspiró, “Esperaba que estuvieras demasiado fuera de ti para preguntar. ¿De verdad quieres saber?”
“Realmente no. Pero si voy a quedarme aquí por un tiempo, mejorando, no quiero que me dejen imaginar los peores escenarios posibles.”
“Está bien.” Ella buscó dentro del bolsillo de su chaqueta, y luego me dio un recorte de periódico. Excepto que estaba roto, no recortado. ¿Periódico rasgado? En la parte superior, en grandes letras en negrita, estaba la palabra 'Escapado'.
Sin embargo, cuando traté de leer el artículo, descubrí que no podía mantener los ojos fijos en una línea. “¿Léelo para mí?”
“Te daré el resumen. Justo antes de que ella comenzara a perseguirnos en el Jeep, Bakuda dio la orden de poner otro plan en acción. Las bombas comenzaron a estallar en toda la ciudad. Explotando transformadores para negar el poder a distritos enteros, una escuela, un puente, vías de tren... la lista continúa. La gente está perdiendo la cabeza. Noticia de primera página, está en todos los canales. Dicen que al menos veinte personas han muerto hasta el momento, con otros cuerpos aún por identificar, y eso sin contar las cuatro personas que explotó cuando nos sostenía a punta de pistola.”
Una imagen vívida de lo que le había sucedido a Park Jihoo pasó por mi mente. Él murió. Él está realmente muerto. Nunca lo conocí, pero se fue para siempre, y no pude hacer nada para salvarlo.
“Aquí está la segunda parte de las malas noticias. ¿Todo de eso? Fue una distracción exagerada. Algo para mantener ocupada a todas las capas de la ciudad, mientras Oni Lee sacaba a Lung del CGP.”
Dejé escapar un largo suspiro. “Oh, mierda.”
“La ciudad es una zona de guerra ahora mismo. El ABB es doce veces el tamaño de lo que era hace dos semanas, y Bakuda está fuera de control. Explotan más bombas cada pocas horas, pero esta vez no están destinadas a servicios importantes. Negocios, viviendas, almacenes, barcos. Mi suposición es que está apuntando a lugares donde las otras pandillas y facciones importantes de la ciudad se reúnen, o lugares donde podrían reunirse. No sé lo que va a pasar.”
“Uno pensaría que cortarle un tercio de los dedos de los pies la desaceleraría, en todo caso”, dijo Brian.
Lisa negó con la cabeza. “Ella está en una fase maníaca. Ella se agotará, si no lo ha hecho ya, y las explosiones se detendrán en cuestión de horas. Sin embargo, con el restablecimiento de Lung como líder, eso no significa que el ABB va a perder fuerza. Lo más probable es que aproveche la ventaja que Bakuda creó para él. Es solo una cuestión de dónde, cuándo y cuánto. Depende del estado en el que esté.”
No tuvimos la oportunidad de hablar más sobre el tema. Tattletale se llevó un dedo a los labios y nos callamos. Unos segundos más tarde, mi padre entró en la sala de estar, sosteniendo una bandeja. Él la puso en mi regazo. Tres tazas, un plato de galletas y dos bagels tostados, uno con mermelada y otro con mantequilla.
“Tengo otro bagel en la tostadora, así que tomen los que quieran y pregúntenme si quieren más. La taza verde es el café de Brian. Té para ustedes, chicas. Aquí tienes, Lisa. La taza de Woodstock es la favorita de Taylor desde que era una niña. Toma.”
Brian se rió un poco cuando acepté la taza con las dos manos.
“¡Oye! No se ríen de mí mientras estoy así.”
“Lo que me recuerda, ¿cuánto tiempo antes de que ella esté bien para volver a la normalidad?”, Le preguntó mi padre a Lisa.
“Una semana, como mínimo”, Lisa respondió: “Tal vez escoltala hasta y desde el baño hasta que estés seguro de que se mantiene firme, pero más allá de eso, probablemente sea mejor si se queda en la cama, se queda en casa y se lo toma con calma hasta que el próximo sábado.”
Eso me detuvo. “¿Qué hay de la escuela?”
Lisa empujó mi brazo con el codo y sonrió, “Tienes una excusa perfecta para no ir. ¿Por qué quejarte?”
Porque me había obligado a ir a la escuela después de perderme casi una semana de clases, con la intención de no perder más, y ahora me iba a perder otra semana completa. No podía decir eso, especialmente no delante de mi papá.
“¿Está bien si nos quedamos un poco?”, Lisa murmuró en mi oído, en el momento en que mi padre se fue a buscar el tercer bagel.
“Sí”, admití. El daño ya estaba hecho, por así decirlo, ya estaban aquí. Debo hacer lo mejor posible. Me moví rápidamente para que Brian pudiera sentarse en la cama, justo a mi izquierda, y Lisa se levantó por solo un segundo para agarrar el control remoto. Encontró una película que solo tenía unos minutos y se instaló a mi derecha.
Me dormí momentáneamente y me desperté para darme cuenta de que mi cabeza descansaba sobre el brazo de Brian. Incluso después de que mis ojos se abrieron y comencé a centrarme en la película otra vez, dejé mi cabeza donde estaba. A él no pareció importarle. Los tres nos reímos de una serie de bromas en la película, y Lisa tuvo hipo, lo que solo hizo que Brian y yo nos riéramos más.
Vi a mi papá dando vueltas en la cocina, probablemente para vigilarme, y nuestros ojos se encontraron. Le di un saludo, sin mover mi brazo, solo mi mano, y sonreí. La sonrisa que me dio a cambio fue tal vez la primera verdaderamente genuina que había visto en su rostro en mucho tiempo.
¿Lo de la escuela? Me preocuparía más tarde, si eso significara que podía vivir en el presente así.
[1] La melodía que toca Tattletale se llama “Shave and a haircut, two bits” y aunque no conozcan el nombre, seguro la conocen, es el clásico golpeteo en el que uno golpea 5 veces y le contestan con dos golpes del otro lado.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.04.03 20:36 master_x_2k Interludio II

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

____________________Interludio II____________________

Había muy pocas cosas, para Victoria Dallon, que fueran más geniales que volar. El campo de fuerza invisible que se extendía unos milímetros sobre su piel y su ropa simplemente lo hacía mejor. El campo evitaba que el frío la tocara, pero aún así le permitía sentir el viento en su piel y en su pelo. Los bichos no se estrellaban contra su rostro como lo hacían contra los parabrisas de los automóviles, incluso cuando estaba alcanzando ciento treinta kilómetros por hora.
Glory Girl
Al ver a su objetivo, ella frenó en seco y se lanzó hacia el suelo, ganando velocidad cuando cualquier otra persona estaría desacelerando. Golpeó el asfalto lo suficientemente fuerte como para romperlo y enviar fragmentos por los aires, tocando el suelo con una rodilla y un pie, un brazo extendido. Permaneció en esa posición de rodillas solo por un momento, dejando que sus rizos de platino y la capa que estaba colgada sobre uno de sus hombros revolotearan en la estela del aire que había arrastrado al descender. Ella encontró los ojos de su presa con una mirada de acéro.
Había practicado ese aterrizaje durante semanas para hacerlo bien.
El hombre era un veinteañero caucásico con la cabeza rapada, una camisa de vestir con las mangas arremangadas, pantalones vaqueros y botas de trabajo. Él la miró una vez y salió disparado.
Victoria sonrió mientras desaparecía por el otro extremo del callejón. Se levantó de su posición arrodillada, se sacudió el polvo y se pasó los dedos por el pelo para arreglarlo. Luego se levantó a medio metro del suelo y voló tras él facilmente a una velocidad de setenta kilómetros por hora.
No le tomó un minuto atraparlo, incluso con la ventaja que ella le había dado. Ella voló justo detrás de él, pasándolo. Un instante después, ella se detuvo completamente, frente a él. De nuevo, el viento hizo que floreciera dramáticamente al agitar su cabello, su capa y la falda de su traje.
“La mujer a la que atacaste se llama Andrea Young”, dijo.
El hombre miró por encima del hombro, como si midiera sus rutas de escape.
“Ni lo pienses, esperpento”, le dijo, “Sabes que te atraparía, y créeme, ya estoy lo suficientemente enojada sin que me hagas perder el tiempo.”
“No hice nada”, gruñó el hombre.
“¡Andrea Young!” Victoria alzó la voz. Mientras gritaba, ella ejerció su poder. El hombre se acobardó como si ella lo hubiera abofeteado. “¡Una estudiante universitaria negra fue golpeada de tal forma que necesitó atención médica! ¡Le tiraron los dientes! ¿Estás tratando de decirme que tú, skinhead con los nudillos hinchados, alguien que estaba en la multitud mirando a los paramédicos llegar con una expresión alegre, no hiciste nada?”
“No hice nada que por lo que valga la pena alterarse”, se burló. Su bravuconería fue atenuada por una segunda mirada sobre su hombro, como si le gustara mucho estar en otro lugar en ese momento.
Ella voló hacia adelante, sus puños lo agarraron por el cuello. Por solo un momento, ella pensó en golpearlo contra la pared. Hubiera sido apropiado y satisfactorio empujarlo lo suficientemente fuerte contra el ladrillo para romperlo, y luego dejarlo caer en el contenedor de basura que estaba en la base de la pared.
En cambio, se elevó un poco, deteniéndolos a ambos. Ahora estaban lo suficientemente alto sobre el suelo que él se sentiría incómodo con la altura. El contenedor de basura, en su mayoría vacío, estaba directamente debajo de él, pero ella dudaba de que estuviera prestando atención a nada más que a ella.
“Creo que es una apuesta segura decir que eres miembro del Imperio Ochenta y Ocho”, le dijo, mirándolo a los ojos con una mirada dura, “o al menos, tienes algunos amigos que sí lo son. Entonces, esto es lo que va a suceder. Vas a decirme todo lo que han hecho los Ochenta y Ocho, o voy a romper tus brazos y piernas y entonces me vas a contar todo.”
Mientras hablaba, ella aumentó su poder. Sabía que estaba funcionando cuando él comenzó a retorcerse solo para evitar su mirada.
“Chúpamela, no puedes tocarme. Hay leyes contra esa mierda”, bramó, mirando fijamente por encima de un hombro.
Ella intensifico su poder un poco más. Su cuerpo vibraba con la corriente, ondas de energía que cualquiera en su presencia experimentaría como una carga emocional de asombro y admiración. Para aquellos con una razón para tenerle miedo, sería una sensación de intimidación en bruto en su lugar.
“Última oportunidad”, le advirtió.
Desafortunadamente, el miedo afectaba a todos de manera diferente. Para este malnacido en particular, solo lo hizo ponerse firme y volverse obstinado. Podía verlo en su lenguaje corporal antes de abrir la boca: este era el tipo de hombre que reaccionaba ante cualquier cosa que lo asustaba o alteraba con un rechazo casi sin sentido a doblegarse.
“Lame mis peludas y sudorosas bolas”, gruñó, antes de puntuar con un firme, “puta.”
Ella lo tiró. Como podía hacer pesas con una mezcladora de cemento, aunque era difícil equilibrar algo tan grande y difícil de manejar, incluso un lanzamiento casual de su parte podía llegar a una buena distancia. Voló unos buenos ocho o nueve metros por el callejón antes de golpear el asfalto, y rodó por otros tres.
Estuvo totalmente inmóvil el tiempo suficiente para que Victoria comenzara a preocuparse de que de alguna manera le hubiera roto el cuello o la columna vertebral mientras rodaba. Ella se sintió aliviada cuando él gimió y comenzó a ponerse de pie.
“¿Listo para hablar?”, Le preguntó, con su voz bajando por el callejón. No avanzó desde donde flotaba en el aire, pero sí se dejó caer más cerca del suelo.
Presionando una mano contra su pierna para sostenerse mientras se enderezaba, levantó la otra mano y le levanto el dedo del medio, luego se giró y comenzó a cojear por el callejón.
¿Qué estaba pensando este imbécil? ¿Que ella simplemente lo dejaría ir? Eso, ¿Qué ella simplemente se inclinaría ante su estúpida falta de instinto de supervivencia? ¿Qué ella era incapaz de hacerle daño real? ¿Para colmo, iba a insultarla y tratar de irse caminando?
“Que te jodan a ti también”, siseó entre dientes. Luego pateó el contenedor de basura debajo de ella lo suficientemente fuerte como para enviarlo volando por el pequeño camino. Giró perezosamente por el aire mientras se arqueaba hacia la figura en retirada, la trayectoria y la rotación apenas cambiaban cuando lo aplastó contra el suelo. Se detuvo tres o cuatro metros más allá de él, los costados metálicos del contenedor chirriaron y chispearon al rozar el asfalto.
Esta vez, él no se levantó.
“Mierda”, ella maldijo, “Mierda, carajo, mierda”. Ella voló hacia él y verificó su pulso. Suspiró y luego se dirigió a la calle más cercana. Encontró la dirección de la calle, agarró su celular del cinturón y marcó.
“Hey, ¿hermanita? Sí, lo encontré. Ese es, eh, el problema. Sí. Mira, lo sien- ok, ¿podemos hablar de esto más tarde? Sí. Estoy en Spayder y Rock, hay un pequeño camino que corre detrás de los edificios. Medio en el Centro, sí. ¿Sí? Gracias.”
Victoria regresó al skinhead inconsciente, verificó su pulso y escuchó atentamente los cambios en su respiración. Le tomó cinco muy largos minutos a su llegar hermana.
¿Otra vez, Victoria?”, La voz la distrajo de su contemplación.
Panacea
“Utiliza mi nombre clave, por favor”, le dijo Victoria a la chica. Su hermana era tan diferente de ella como la noche del día. Donde Victoria era hermosa, alta, espléndida, rubia, Amy era poco llamativa y pequeña. El traje de Victoria mostraba su figura, con un vestido blanco de una pieza que llegaba a la mitad del muslo (con pantalones cortos debajo) una capa sobre el hombro, botas altas y una tiara dorada con puntas que irradiaban, vagamente reminiscente de los rayos del sol o la estatua de la libertad. El traje de Amy, por el contrario, estaba solo a una sombra de ser un burka. Amy llevaba una bata con una gran capucha y una bufanda que cubría la mitad inferior de su rostro. La túnica era de alabastro blanco y tenía una cruz roja de médico en el pecho y la espalda.
“Nuestras identidades son públicas”, replicó Amy, empujando la capucha hacia atrás y la bufanda hacia abajo para revelar el cabello marrón rizado y una cara con pecas espaciadas uniformemente a lo ancho de ella.
“Es una cosa de principios”, respondió Victoria.
“¿Quieres hablar de principios, Glory Girl?”, Preguntó Amy, en el tono más sarcástico que pudo decir: “Este es la sexta – ¡sexta! – ves que casi matas a alguien. ¡Que yo sepa!”
“Soy lo suficientemente fuerte como para levantar una camioneta sobre mi cabeza”, murmuró Victoria, “es difícil contenerse todo el tiempo.”
“Estoy segura de que Carol aceptaría eso”, dijo Amy, dejando en claro en su tono que ella no lo aceptaba, “Pero te conozco mejor que nadie. Si estás teniendo problemas para contenerte, el problema no está aquí…” le dio un golpecito a Victoria en los bíceps. “Está aquí-” le clavo el dedo a su hermana en la frente, fuerte. Victoria ni siquiera parpadeó.
“Mira, ¿puedes arreglarlo?”, Victoria suplicó.
“Estoy pensando que no debería”, dijo Amy, en voz baja.
“¿Qué?”
“Hay consecuencias, Vicky. Si te ayudo ahora, ¿qué te impedirá volver a hacerlo? Puedo llamar a los paramédicos. Conozco a algunas buenas personas del hospital. Probablemente podrían arreglarlo bien.”
“Oye, oye, oye”, dijo Victoria, “Eso no es gracioso. Él va al hospital, la gente hace preguntas “.
“Sí, estoy muy consiente de eso”, dijo Amy, su voz en voz baja.
“Esto no es, como, que me castiguen. Me llevarían al tribunal por cargos de asalto agravado y agresión. Eso no solo me jode a mí. Nos jode a nuestra familia, todos en New Wave. Todo lo que hemos luchado por construir.”
Amy frunció el ceño y miró al hombre caído.
“Sé que no estás interesada en el tema de los superhéroes, ¿pero realmente llegarías tan lejos? ¿Nos harías eso a nosotros? ¿A mí?”
Amy señaló con su dedo a su hermana, “Eso no es culpa mía. No es mi culpa que estemos en este punto. Es tuya. Estás cruzando la línea, yendo demasiado lejos. Que es exactamente lo que la gente que critica a New Wave teme. No estamos patrocinados por el gobierno. No estamos protegidos ni organizados ni regulados de la misma manera. Todos saben quiénes somos bajo nuestras máscaras. Eso significa que tenemos que ser responsables. Lo más responsable para mí, como miembro de este equipo, es dejar que los paramédicos se lo lleven, y dejar que la ley haga lo que crea conveniente.”
Victoria abruptamente puso a Amy en un abrazo. Amy se resistió por un momento, luego dejó que sus brazos colgaran a los costados.
“Esto no es solo un equipo, Ames”, le dijo Victoria, “Somos una familia. Somos tu familia.”
El hombre que estaba a solo unos metros de distancia se movió, luego gimió, largo y fuerte.
“Mi familia adoptiva”, murmuró Amy en el hombro de Victoria, “Y deja de tratar de usar tu maldito poder para hacer que me exalte con lo increíble que eres. No funciona. He estado expuesta tanto tiempo que soy inmune.”
“Duele”, gimió el hombre.
“No estoy usando mi poder, tontita”, Victoria le dijo a Amy, dejándola ir, “Estoy abrazando a mi hermana. Mi genial, amable y compasiva hermana.”
El hombre gimió, más fuerte, “No me puedo mover. Me siento frío.”
Amy frunció el ceño a Victoria, “Lo sanaré. Pero esta es la última vez “.
Victoria sonrió, “Gracias”.
Amy se inclinó sobre el hombre y le acarició la mejilla con la mano. “Se le partieron las costillas, clavícula fracturada, mandíbula rota, escápula rota, esternón fracturado, pulmón magullado, cúbito roto, radio roto…”
“Entiendo el punto”, dijo Victoria.
“¿Lo haces?”, Preguntó Amy. Luego suspiró, “Ni siquiera estaba en la mitad de la lista. Esto llevará un poco de tiempo. ¿Te sientas?”
Victoria cruzó las piernas y asumió una posición sentada, flotando medio metro sobre el suelo. Amy se arrodilló dónde estaba y apoyó la mano en la mejilla del hombre. La tensión desapareció de su cuerpo y se relajó.
“¿Cómo está la mujer? ¿Andrea? “
“Mejor que nunca, físicamente”, respondió Amy, “le crecí nuevos dientes, arreglé todo, desde los hematomas hasta los rasguños, e incluso le hice una puesta a punto de pies a cabeza. Físicamente, se sentirá en la cima del mundo, como si hubiera estado en un spa y tuviera la mejor nutricionista, mejor experta en acondicionamiento físico y el mejor médico que la cuide por un mes consecutivo “.
“Bien”, dijo Victoria.
“¿Mentalmente? ¿Emocionalmente? Depende de ella lidiar con las secuelas de una golpiza. No puedo afectar el cerebro.”
“Bueno-” Victoria comenzó a hablar.
“Sí, sí. No, no puedo. No lo haré. Es complicado y no confío en mí misma como para no arruinar algo cuando estoy manipulando la cabeza de alguien. Eso es todo.”
Victoria comenzó a decir algo, luego cerró la boca. Incluso si no estaban relacionadas por sangre, eran hermanas. Solo las hermanas podían tener este tipo de discusiones recurrentes. Habían pasado por una docena de variaciones diferentes de esta discusión antes. Por lo que ella pensaba, Amy se estaba perjudicando al no practicar el uso de sus poderes en el cerebro. Era solo cuestión de tiempo antes de que su hermana se encontrara en una situación en la que necesitaba hacer una cirugía cerebral de emergencia y se encontrara incapaz. Amy, por su parte, se negaba incluso a discutirlo.
Ella no quería plantear un tema delicado cuando Amy estaba en el proceso de hacerle un gran favor. Para cambiar el tema, Victoria preguntó: “¿Esta bien si le hago preguntas?”
“Date el gusto”, Amy suspiró.
Victoria le dio varios golpecitos en la frente al hombre para llamar su atención. Apenas podía mover la cabeza, pero sus ojos se movieron en su dirección.
“¿Listo para responder mis preguntas o mi hermana y yo nos vamos y te dejamos así?”
“Yo… te demandaré”, jadeó, luego logró un agregado, “puta”.
“Inténtalo. Me encantaría ver a skinhead con algunos huesos rotos enfrentarse a una superheroína cuya madre es una de los mejores abogados en Brockton Bay. La conoces, ¿verdad?”
“Brandish”[1], dijo.
“Ese es su nombre en traje. Normalmente ella es Carol Dallon. Te patearía el culo en la corte, créeme”, dijo Victoria. Ella lo creía. Lo que el rufián no entendía era que, incluso si perdía el caso, el circo mediático que se armaría haría más daño que cualquier otra cosa. Pero ella no necesitaba informarle de eso. Ella le preguntó: “Entonces, ¿hago que mi hermana te deje como estás, o estás dispuesto a intercambiar alguna información para evitarte meses de dolor increíble y una vida de artritis y rigidez en los huesos?”
“Y disfunción eréctil”, dijo Amy, lo suficientemente fuerte para que el rufián la escuchara, “Te fracturaste la novena vértebra. Eso va a afectar todas las funciones nerviosas en las extremidades por debajo de la cintura. Si te dejo así, los dedos de tus pies siempre se sentirán un poco entumecidos, y tendrás muchísimos problemas levantándolo, si sabes a lo que me refiero.”
Los ojos del skinhead se ensancharon una fracción, “Me estás jodiendo”.
“Tengo una licencia médica honoraria”, le dijo Amy, con expresión solemne, “No puedo joderte sobre cosas así. Juramento hipocrático.”
“¿No dice eso ‘no hacer daño’?” Preguntó el rufián. Luego gimió, largo, fuerte y con el más ligero traqueteo en su aliento, mientras ella retiraba su mano de su cuerpo.
“Esa es solo la primera parte, como la libertad de expresión y el derecho a portar armas es solo la primera parte de una constitución muy larga. No parece que él esté cooperando, Glory Girl. ¿Deberíamos irnos?”
“¡Carajo!” Gritó el hombre, luego hizo una mueca, tocando tiernamente su costado con una mano, “Te lo diré. Por favor, solo… haz lo que estabas haciendo. Tócame y haz que el dolor desaparezca, vuelve a ponerme en una pieza. ¿Me arreglarás?”
Amy lo tocó. Se relajó, y luego comenzó a hablar.
“El Imperio Ochenta y Ocho se está extendiendo en los Muelles por orden de Kaiser[2]. Lung está bajo custodia, y pase lo que pase, el ABB es más débil de lo que era. Eso significa que hay territorio en disponible, y el Imperio sin duda no está avanzando hacia el centro “.
“¿Por qué no?”, Victoria le preguntó.
“Este tipo, Coil.[3] No sé cuáles son sus poderes, pero tiene un ejército privado. Ex-militares, todos ellos. Al menos cincuenta, dijo Kaiser, y cada uno de ellos tiene equipo de primera clase. Su armadura es mejor que Kevlar. Les disparas y se vuelven a levantar en unos segundos. Al menos cuando le disparas a un cerdo, puedes estar bastante seguro de que le rompiste algunas costillas. Pero eso no es lo jodido. ¿Estos chicos? Tienen estos láseres conectados a las ametralladoras que llevan. Si no creen que las balas están alcanzando, o si están contra personas detrás de cobertura, disparan rayos láser purpura que pueden atravesar el acero. Corta a través de cualquier cubierta tras la que te esconda y quema a través de ti también “.
“Sí. Yo sé sobre él. Sus métodos se vuelven caros”, dijo Victoria,” soldados de primera línea, equipo de primera línea.”
El rufián asintió débilmente, “Pero incluso con dinero para quemar, él está peleándonos por los territorios del centro. Tira y afloja constante, ninguno de nosotros avanzando mucho. Lleva así meses. Entonces, Kaiser piensa que deberíamos tomar los Muelles ahora que los ABB están fuera de juego, ganar terreno en algún lugar más fácil. No sé más que eso, en cuanto a sus planes.”
“¿Quién más está tramando algo? ¿Faultline?”
“¿La perra con los raritos en su equipo? Ella es una mercenaria, con diferentes objetivos. Pero tal vez. Si ella quiere diversificarse, ahora sería el momento de hacerlo. Con su reputación, incluso le iría bien.”
“¿Entonces quién? Hay un vacío de poder en los muelles. Kaiser ha declarado que quiere aprovecharlo, pero estoy dispuesta a apostar que te advirtió acerca de que otros que están haciendo una jugada.”
La cabeza rapada se rió, luego hizo una mueca, “¿Eres retrasada, chica? Todos van a hacer una jugada. No son solo las principales pandillas y equipos los que están buscando una porción del pastel. Son todos. Los muelles están listos para tomarlos. La ubicación vale tanto dinero como el que conseguirías en el centro. Es el sitio al que ir si quieres comprar algo en el mercado negro. Sexo, drogas, violencia. Y los lugareños ya están acostumbrados a pagar dinero de protección. Es solo una cuestión de cambiar a quién le pagan. Los Muelles son un territorio rico, y estamos hablando del potencial de una puta guerra a gran escala por ello.”
Miró a la superheroína rubia y se rió. Sus labios se establecieron en una línea firme.
Él continuó, “¿Quieres saber mi suposición? El Imperio Ochenta y Ocho va a tomar la mayor porción de los Muelles, porque somos lo suficientemente fuertes como para hacerlo. Coil va a meter los dedos solo para fastidiarnos, los ABB va a aferrarse a algo. Pero también vas a tener un montón de pequeños tratando de tomar algo para ellos. Über y Leet, Circus, los Undersiders, Squealer, Trainwreck, Stain[4], ¿otros de los que nunca has oído hablar? Van a replantear su terreno, y una de dos cosas va a suceder. O hay guerra, en cuyo caso los civiles se lastiman y las cosas se ponen mal para ti, o hay alianzas entre los diversos equipos y villanos sueltos y la mierda empeora aún más para ti.”
Él estalló en carcajadas una vez más.
“Vamos, Panacea”[5], dijo Victoria mientras se ponía de pie, tocaba el suelo con las botas y se cepillaba la falda, “hemos tenido suficiente.”
“¿Estás segura? No he terminado todavía”, Amy le dijo.
“¿Arreglaste los moretones y los rasguños, los huesos rotos?” Todo lo que podría meterla en problemas, en otras palabras.
“Sí, pero no solucioné _todo_”, respondió Amy.
“Lo suficiente”, decidió Victoria.
“¡Oye!” Gritó el skinhead, “¡El trato era que me arreglarías si hablaba! ¿Has arreglado mi pene?” Trató de luchar para ponerse de pie, pero sus piernas se doblaron debajo de él, “¡Oye! ¡No puedo caminar! ¡Te voy a demandar! “
La expresión de Victoria cambió en un instante, y su poder se desbordo, sorprendiendo al matón. Por un instante, sus ojos eran como los de un caballo en pánico, todos blancos, rodando, desenfocados. Ella lo agarró por el cuello de la camisa, lo levantó y gruñó en su oído, su voz justo encima de un susurro, “Inténtalo. Mi hermana acaba de curarte… la mayor parte de ti, con un toque. ¿Alguna vez te preguntaste qué más podría hacer? ¿Alguna vez pensaste que tan fácil podría romperte? ¿O cambiar el color de tu piel, pedazo de mierda racista? Te diré esto, no soy ni la mitad de atemorizante que mi hermana pequeña.”
Ella lo dejó ir. Él colapsó en un montón en el suelo.
Cuando las dos hermanas se marcharon, Victoria sacó su teléfono celular de una bolsa en su cinturón con su mano libre. Dirigiéndose a Amy, ella dijo: “Gracias”.
“Ten cuidado, Victoria. No puedo traer a la gente de entre los muertos, y una vez que hayas ido tan lejos…”
“Seré buena. Seré mejor”, prometió Victoria mientras marcaba con una mano. Ella colocó el teléfono en su oreja, “¿Hola? ¿Servicios de emergencia? Solicitud de línea especial. New Wave, Glory Girl. Criminal incapacitado para que lo recojan, sin poderes. No, no hay prisa, puedo aguantar.”
Mirando sobre su hombro, Victoria notó al rufián, todavía forcejeando y medio gateando, “¿No se va a levantar?”
“Estará entumecido de la cintura hacia abajo por otras tres horas. Su brazo izquierdo también estará blando durante ese tiempo, así que no se moverá a menos que pueda arrastrarse a sí mismo con una sola extremidad. Él también tendrá los dedos del pie entumecidos durante un buen mes más o menos”, Amy sonrió.
“En realidad no.…”
“No. No se rompió nada, y no arruiné nada, más allá de un entumecimiento temporal. Pero él no sabe eso. El miedo y la duda completarán el efecto, y la sugerencia se convierte en una profecía autocumplida “.
“¡Amy!” Victoria se rió, abrazando a su hermana con un brazo, “¿No estabas diciendo que no ibas a meter con la cabeza con la gente?”
[1] Brandish: lit. Esgrimir, blandir o empuñar, normalmente referido a un arma blanca. También puede significar lucir, presumir o alardear. Asociado a cosas brillantes como el oro y las joyas.
[2] Kaiser: Termino alemán que significa ‘Emperador’. Usado muchos gobernantes de paises de habla alemana a lo largo de la historia, como los emperadores del Sacro Imperio Romano, el Imperio de Austria o el Imperio Alemán, con el que el término está más asociado en la cultura popular.
[3]Coil: Espiral, bobina. También referido a la acción de enroscarse, usado habitualmente para referirse a la forma de moverse y prepararse para atacar de las serpientes.
[4]Squealer: Gritona, chillona. Squeal normalmente es un chillido agudo, con connotaciones patéticas o humorísticas, similar al sonido que hace un cerdo u otros animales cuando se les hace daño.
Trainwreck: Literalmente, descarrilamiento. Generalmente se usa como ‘desastre’ o para referirse a una situación o persona hechos un desastre o en sus peores momentos, como un drogadicto.
Stain: Literalmente, ‘Mancha’.
[5]Panacea: Termino exactamente igual en español, dicese de una sustancia que cura cualquier enfermedad.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.17 15:56 master_x_2k Gestación 2

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

________________________Gestación 2________________________

Mis pensamientos estabas centrados en Emma en el viaje en autobús a casa. Para un observador exterior, es fácil trivializar la importancia de un “mejor amigo”, pero cuando eres un niño, no hay nadie más importante. Emma había sido mi mejor amiga desde primero hasta el instituto. No era suficiente para nosotras pasar el tiempo juntas en el colegio, así que alternábamos pasar el fin de semana en casa de la otra cada semana. Recuerdo a mi madre decir que estábamos tan unidas que eramos prácticamente hermanas.
Una amistad tan profunda es intima. No en el sentido vulgar, si no en términos de “sin secretos”, compartiendo cada vulnerabilidad y debilidad.
Así que cuando volví de un campamento justo una semana antes de nuestro primer año en el instituto, ¿para descubrir que no me hablaba? ¿Que llamaba a Sophia su mejor amiga? ¿Descubrir que ahora estaba usando cada uno de esos secretos y vulnerabilidades que había compartido con ella para herirme de las formas más crueles que podía pensar? Fue aplastante. No hay mejor forma de decirlo.
No queriendo pensar más en ello, centré mi atención en mi mochila, poniéndola en el asiento de al lado y repasando los contenidos. El zumo de uva la había manchado, y sospechaba que tendría que conseguir una nueva. La había comprado hace solo cuatro meses, después de que la anterior fuera robada de mi taquilla, y solo habían sido doce dolares, así que no era un asunto importante. El hecho de que mis cuadernos, libros y las dos novelas que había echado en la mochila estuvieran mojados de zumo de uva era más preocupante. Sospeché que quien fuera la chica que había llevado el zumo de uva había apuntado a la parte abierta de mi mochila cuando lo derramaba. También observé la destrucción de mi proyecto de arte – la caja en la que lo había puesto se había aplastado por un lado. Esa parte era culpa mía
Mi corazón se hundió cuando encontré el cuaderno de tapa dura de puntos blancos y negros. La esquina del papel se había empapado, con un cuarto de cada pagina teñido de morado. La tinta se había diluido y las paginas ya se estaban poniendo onduladas.
Ese cuaderno eran – habían sido– mis notas y mi diario para mi carrera como heroína; Las practicas y el entrenamiento que había hecho con mis poderes, paginas enteras de ideas para nombres tachadas, incluso las medidas que estaba usando para mi traje en progreso. Después de que Emma, Madison y Sophia hubieran robado mi ultima mochila y la hubieran metido en una papelera, me había dado cuenta de como de peligroso era tener todo escrito así Lo había copiado todo en un nuevo cuaderno con un cifrado simple, y lo escribí de abajo a arriba. Ahora ese cuaderno estaba destrozado, e iba a tener que copiar unas doscientas paginas de escritura detallada en un nuevo cuaderno si quería preservar la información. Si es que podía recordar que es lo que había en todas las páginas arruinadas.
El autobús se paró a un bloque de mi casa, y me bajé intentando ignorar las miradas. Aun con los curiosos, el conocimiento de que mi cuaderno estaba arruinado y mis nervios por perderme las clases de la tarde sin permiso, me sentí mejor según me acercaba a casa. Me sentía mucho mejor al saber que podía bajar la guardia, dejar de vigilar mi espalda y que podía tomarme un respiro de preguntarme cuando ocurriría el próximo incidente. Entré en mi casa y fui directa a la ducha, sin siquiera soltar la mochila o quitarme los zapatos hasta que estuve en el baño.
Me puse debajo de la corriente dejando la ropa en el suelo de la bañera, esperando que el agua ayudase a sacar lo peor del zumo. Medité. No se quién lo dijo, pero en algún momento había oído esta idea de coger algo negativo y volverlo algo positivo. Intenté coger los eventos del día y darles la vuelta en mi cabeza, ver si podía encontrar un punto de vista más positivo.
Okey, lo primero que me vino a la cabeza fue “Otra razón más para matar al trío”. No era algo que pensase en serio– estaba enfadada, pero no era como si fuera a matarlas de verdad.
De alguna forma, sospechaba que me haría daño a mi misma antes de hacerles daño a ellas. Estaba humillada, frustrada, enfadada y siempre tenia un arma disponible – mi poder. Era como tener una pistola cargada en tu mano en todo momento. Excepto que mi poder no era tan genial, así que quizás era más como tener un táser. Era difícil no pensar en usarlo cuando las cosas se ponían realmente mal. Aun así, no pensaba que tuviera ese instinto asesino.
No, me dije a mi misma, forzándome a volver al tema del pensamiento positivo. ¿Había algún lado bueno? Proyecto de arte roto, ropa probablemente irrecuperable, necesitar una nueva mochila… Cuaderno. Por alguna razón mi mente se quedó fija en esa ultima parte.
Apagué la ducha y me sequé con la toalla, pensando. Me envolví con la toalla en vez de ir a mi cuarto a vestirme. Metí la ropa mojada en el cesto de la ropa, cogí mi mochila y fui escaleras abajo, a través de la cocina y al sótano.
Mi casa es vieja, y el sótano nunca fue renovado. Los muros y el suelo son de cemento, y el techo eran tablas de madera y cables de corriente. La caldera solía ser de carbón, y aun había un hueco de medio metro cuadrado, donde los camiones de carbón solían venir a descargar las provisiones de carbón del invierno para calentar la casa. El hueco estaba sellado con tablones, pero cuando estaba copiando mi “cuaderno de superheroina” cifrado, había decidido tener cuidado en todos los aspectos y ponerme creativa con mi privacidad. Ahí es cuando había empezado a usarlo.
Quité un tornillo y aparté el panel de madera cuadrado con pintura blanca cayéndose que cubría la parte baja del hueco para carbón. Cogí una bolsa de gimnasio de dentro y puse el panel de vuelta en su sitio sin volver a atornillarlo.
Vacié los contenidos de la bolsa de gimnasio en la mesa de trabajo en desuso que el propietario anterior de la casa había dejado en nuestro sótano, y abrí las ventanas que estaban al mismo nivel que la carretera y el jardín de delante. Cerré los ojos y estuve un minuto usando mi poder. Sin embargo, no estaba simplemente cogiendo cada cosa que se arrastraba en un radio de dos manzanas. Estaba siendo selectiva, y estaba reuniendo unos cuantos.
Llevaría tiempo que llegasen todos. Los bichos pueden moverse más rápido de lo que pensarías cuando se mueven con un propósito y en linea recta, pero aun así, dos bloques era mucho espacio para algo tan pequeño. Me dediqué a abrir la bolsa y ordenar los contenidos. Mi traje.
Las primera de las arañas empezaron a entrar a través de las ventanas abiertas y a congregarse en la mesa. Mi poder no me daba conocimiento de los nombres oficiales de los bichos con los que estaba trabajando, pero cualquiera podría reconocer las arañas que estaban entrando en la habitación. Eran viudas negras. Una de las arañas más peligrosas que puedes encontrar en los Estados Unidos. Su mordisco podía ser letal, aunque normalmente no lo era, y solían morder con poca provocación. Aun bajo mi total control, me daban mala espina. A mi orden, docenas y docenas de arañas se pusieron en su lugar en la mesa y empezaron a dibujar con su red, colocando los hilos uno a través de el otro, e hilandolos todos en una sola obra.
Tres meses atrás, después de recuperarme de la manifestación de mis poderes, había empezado a prepararme para la meta que me había impuesto. Había implicado empezar una rutina de ejercicio, entrenar mi poder, investigar, y preparar mi traje. Los trajes eran más difíciles de lo que uno podría pensar. Aunque los miembros de los equipos oficiales seguramente tenían sitios donde conseguir esas cosas, el resto de nosotros teníamos que o bien comprar los trajes, o hacerlos con cosas que comprasemos de tiendas, o hacerlos de cero. Cada opción tenia sus problemas. Si lo comprabas online, corrías el riesgo de ser rastreado, lo que podía derrumbar tu identidad secreta incluso antes de que te pusieras el traje. Podías hacer el traje con cosas que encontrases en tiendas, pero muy poca gente podía hacer eso y que les quedara bien. La ultima opción, hacer el traje tu mismo, era un trabajo monumental y podías tener los problemas de las dos opciones anteriores –ser rastreado o acabar con un traje cutre – dependiendo de donde consiguieses los materiales y como lo hicieras.
En la segunda semana después de haber descubierto como funcionaban mis poderes, cuando aun no estaba del todo segura de qué estaba pasando, había encontrado por casualidad un programa en el Discovery Channel acerca de un traje que se había creado para resistir ataques de osos. Ese programa hablaba de como el traje esta hecho con tela de araña sintética, lo que había inspirado este proyecto en particular. ¿Por que hacerlo sintético cuando puedes producir la versión real?
Okey, había sido más difícil que eso. No valía cualquier araña, y las Viudas Negras en si eran difíciles de encontrar. No solían encontrarse en los estados del noreste, donde generalmente hacia más frio, pero tenia la suerte de que el elemento clave que hacia Bahía Brockton un destino turístico y un lugar de encuentro de Capas también hacia que fuera un lugar donde las arañas pudieran vivir, e incluso prosperar. A saber, era cálida.
Gracias a la geografía circundante y al océano bordeándonos en el este, Bahía Brockton tenia unos de los inviernos más templados que pudieras encontrar en los el noroeste de los Estados Unidos, y algunos de los veranos mas confortablemente cálidos. Tanto las Viudas Negras como la gente corriendo por ahí con trajes ceñidos lo agradecían.
Con mi poder, me había asegurado de que las arañas podían multiplicarse. Las había mantenido en lugares seguros, y las había engordado con presas que dirigí directas hacia ellas. Había encendido el interruptor mental que les decía que se reprodujeran y pusieran huevos como si fuera verano, alimentado más presas a los cientos de crías que habían resultado, y había conseguido incontables tejedoras de traje con mis esfuerzos. El mayor problema había sido que las Viudas Negras son territoriales, así que había tenido que separarlas para asegurarme de que no se mataban unas a otras cuando no estaba cerca para controlarlas. Una vez a la semana o así, durante mis carreras matutinas, rotaba la localización de las arañas locales para tener un suministro fresco, todas llenas con las proteínas necesarias para la producción de los materiales esenciales. Esto aseguraba que las arañas siempre estuvieran listas para trabajar en el traje por la tarde, después del instituto.
Si, tenia demasiado tiempo libre.
Pero tenia un traje flipante.
No era un traje muy bonito, aún. La tela era de un amarillo grisáceo sucio. Las secciones acorazadas estaban hechas de caparazones y exoesqueletos cuidadosamente colocados y dispuestos en capas que había extraído de la población local de insectos y luego reforzado con seda de araña. Al final, las partes acorazadas habían terminado siendo un marrón grisáceo oscuro moteado. No me importaba eso. Cuando estuviera terminado del todo, tenia planeado teñir la tela y pintar la armadura.
La razón por la que estaba tan contenta con mi traje era el hecho de que fuera flexible, resistente e increíblemente ligero, considerando la cantidad de armadura que le había puesto. Una vez había metido la pata con las dimensiones de una de las piernas, y cuando intenté cortarla para empezar de nuevo y descubrí que no podía cortarla con un cúter. Tuve que usar unos alicates, y aun así había sido difícil. Según suponía, era todo lo que un superheroe podía querer en un traje.
No estaba exactamente dispuesta a comprobarlo, pero albergaba esperanzas de que fuera a prueba de balas. O al menos, que las partes acorazadas encima de mis partes vitales lo fueran.
El plan era terminar mi traje a lo largo del mes, y luego según el año escolar terminara y empezara el verano, me lanzaría al mundo de las superheroicidades. Pero el plan había cambiado. Me quité la toalla y la colgué de la esquina de la mesa, y empece a ponerme el traje para comprobar que me quedara bien por centésima vez. Las arañas obedientemente se apartaron de mi camino mientras lo hacia.
Cuando había estado en la ducha, intentando encontrar los aspectos buenos de los problemas del día, mis pensamientos se habían centrado en el cuaderno. Me había dado cuenta de que estaba aplazando, estaba constantemente planeando, preparando, considerando todas las posibilidades. Siempre habría mas preparaciones, más cosas que estudiar o probar. La destrucción de mi cuaderno había sido quemar un puente. No podía volver atrás y copiarlo en un cuaderno nuevo o empezar uno nuevo sin retrasar mi plan por lo menos una semana. Tenia que avanzar. Era el momento de hacerlo. Flexioné la mano dentro del guante. Saldría la próxima semana –no. No más retrasos. Este fin de semana, estaría lista.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


Significado de SOÑAR CON ALGUIEN QUE TE GUSTA ¿Que Significa? #190 Jeff Bezos de Amazon: EL PEOR NEGOCIO QUE HA HECHO Danny Peña de la cruz - YouTube SORA VA AL GYM MAX STATS en Kingdom Hearts 3 AICMOFOBIA MIEDO A LOS OBJETOS AFILADOS Veterinarios Advierten: Nuevo “Asesino De Perros” ¿Sabías Que Puede ESTAR Escondido En Tu Patio? Jelena, siempre fuiste, eres, y serás JUSTIN+SELENA.wmv ...

15 señales de que una mujer se está enamorando de ti ...

  1. Significado de SOÑAR CON ALGUIEN QUE TE GUSTA ¿Que Significa?
  2. #190 Jeff Bezos de Amazon: EL PEOR NEGOCIO QUE HA HECHO
  3. Danny Peña de la cruz - YouTube
  4. SORA VA AL GYM MAX STATS en Kingdom Hearts 3
  5. AICMOFOBIA MIEDO A LOS OBJETOS AFILADOS
  6. Veterinarios Advierten: Nuevo “Asesino De Perros” ¿Sabías Que Puede ESTAR Escondido En Tu Patio?
  7. Jelena, siempre fuiste, eres, y serás JUSTIN+SELENA.wmv ...
  8. Consejos Para Una Amiga Que Quiere Volver Con Su Ex Novio

Como lo es la salivación de los perros al sonido de la campana en los estudios de Pavlov. Es así que por una parte se dice que en ésta fobia el miedo puede deberse a un estímulo a algo que ha ... A veces dejamos que nuestros perros jueguen en el jardín sin saber que un peligroso asesino podría estar acechando para hacerle daño, y lo peor ¡Disfrazado de belleza! Si quieres saber más ... Hay que tener gracia y estilo a la hora de bailar y este hombre lo demuestra de una manera brillante .. Danny Peña de la cruz uploaded a video 3 months ago 0:09 Soñar que rechazamos a quien nos gusta, diciéndole que tenemos novia, refiriéndonos a nuestra ex novia, significa que nuestra ex está tratando o tratara de hacerle daño a quien nos gusta, por ... Que Sora reparte hostias como panes, lo sabemos todos. Especialmente en Kingdom Hearts 3, que está roto de narices. Pero… ¿y lo que mola ver todo lo fuerte q... Capítulo #190 Ser rico, famoso, tener todo lo que se puede soñar en este mundo. Tener la empresa multimillonaria que más crece en el mercado laboral, también tener lindos hijos, es decir, una ... La peor parte que puede vivir un corazón roto es pensar que él rompió contigo, porque hay algo mal en ti, o no eres lo suficientemente buena para él. Esto realmente no es verdad y buscar ... Este es mi mensaje para todas aquellas supuestas 'beliebers' que aman a justin, todas las que dicen que lo adoran, que para ellas es su vida y que sueñan con...